Home » Sin categoría » Un informe del Parlamento Europeo coordinado por la Universitat Politècnica de València advierte sobre la pérdida de competitividad en el sector

Un informe del Parlamento Europeo coordinado por la Universitat Politècnica de València advierte sobre la pérdida de competitividad en el sector

Noticia UPV

El sector agroalimentario europeo sufre una “preocupante” pérdida de competitividad, marcada por un descenso generalizado tanto en la cuota de mercado exportador como en la demanda interna, según se desprende de un estudio de la Unión Europea (UE) liderado por el catedrático de la Universitat Politècnica de València (UPV) José Mª García Álvarez-Coque.

Para la elaboración del estudio, encargado por el Parlamento Europeo y en el que han participado expertos de seis nacionalidades, se ha encuestado a 158 expertos pertenecientes a diversas ramas de la cadena agroalimentaria de 19 países, con una presencia significativa del ámbito académico, pero también de organizaciones agrarias, funcionarios públicos nacionales y europeos, asociaciones interprofesionales, minoristas y mayoristas.

Asimismo, los investigadores han analizado también diferentes indicadores del comportamiento exportador de los países y estudios de caso desde un enfoque de cadena de valor, evaluando los distintos agentes que intervienen en la competitividad de los productos.

La debilidad de la demanda interna, la burocracia y el escaso gasto privado en I+D, principales causas

Entre las causas de la pérdida de competitividad, el informe apunta principalmente a la debilidad de la demanda interna, la burocracia a la que están sometidos los productores – y que afecta fundamentalmente a las pymes – y el escaso gasto en I+D por parte del sector privado.

A su vez, alerta también de la “falta de organización” de los propios productores y la escasa capacidad del sector para añadir valor y consolidar el empleo. Asimismo, el estudio apunta hacia una característica inherente al sector, como es el gran número de pequeñas explotaciones existentes.

Más de seis millones de explotaciones de menos de dos hectáreas

Tal y como explica García Álvarez-Coque, “la productividad agrícola se ve constreñida por unas estructuras agrarias débiles, con más de seis millones de explotaciones de menos de dos hectáreas. La posibilidad para un aumento de los rendimientos en buena parte de la UE es muy limitada”.

La solución pasa por eliminar burocracia, fomentar el mercado interno y una firme estrategia de defensa internacional de la política comercial europea

Para el grupo de expertos que ha elaborado este estudio, la solución pasa, entre otras medidas, por reglas más efectivas y menos burocráticas para el sector, una mayor preocupación por el mercado interno, y una firme estrategia de defensa de la política comercial europea en los foros internacionales.

Además, el estudio aboga por movilizar el potencial de innovación del sector agroalimentario e impulsar nuevas medidas que permitan acabar con la fragmentación y el desequilibrio que caracteriza hoy al sector en la UE.

El mayor declive, en Dinamarca, Hungría y Eslovenia

Pese a la generalización anterior, el informe revela una marcada diversidad entre los estados de la UE. En el lado positivo se encuentran los Países Bálticos, Luxemburgo, Polonia, Portugal y Rumanía, con una importante cuota de mercado exportador.

En el negativo, aparecen Dinamarca, Hungría y Eslovenia, cuya cuota ha sufrido un importante declive en los últimos años. “El resto de países”, indica el coordinador del estudio, “se encuentra en mitad de la balanza, si bien la mayoría presenta caídas en esa cuota de exportación internacional”.

Por sectores, la carne porcina y el vino, los que más exportan

Por sectores, los que presentan una mejor situación son la industria cárnica, (fundamentalmente, la de porcino), frutas y hortalizas, cereales, y bebidas, sobre todo, los vinos. En el polo opuesto, los menos exportadores son las industrias de molinería, las oleaginosas y el azúcar. “Además, observamos también un deterioro creciente en la posición de los productores en la industria láctea”, añade el profesor de la UPV.

Por último, el estudio advierte también de la necesidad de nuevas políticas de gestión de crisis para el sector de frutas y hortalizas, así como políticas de fortalecimiento de las organizaciones de productores.